1, 2, 3… casi 7 meses de embarazo y un Feliz Navidad

Hace ya tiempo de mi último post en este blog de moda, la verdad es que no he encontrado el momento para sentarme y contaros la gran noticia, para algunas mucho más que sabida, ya que ya estoy embarazada de casi 7 meses. ¡Dios mío! ¡Se dice pronto! ¿Y cómo os cuento yo todo lo que he vivido y experimentado hasta ahora? ¡7 meses de embarazo no se pueden redactar en un un sólo post! Pues bueno, no me queda otra así que vamos al grano.

Veníamos buscando un bebé y cuál fue nuestra sorpresa en julio cuando le di la noticia a Josema tras unos días que estuvimos separados, él volvía de unos días de descanso fuera y yo, que me tuve que quedar en casa por trabajo le di la gran noticia. Fue un momento muy emocionante y poco después nos fuimos a celebrarlo a uno de mis restaurantes favoritos de Pamplona.

Los primeros meses fueron raros, ya que la emoción de todo lo que estaba viviendo era muy evidente en mí y poco aguantamos para contarlo a nuestras familias. Pero al mismo tiempo empecé a vivir todo lo que a alteración hormonal se refiere, náuseas y dolores de cabeza, molestias de estómago… Recuerdo que nos fuimos en agosto de vacaciones a Alcoceber y no lo disfruté en absoluto, sólo era feliz comiendo 🙂 Cuando estaba en el trabajo comentaba con mis compañeras todo lo que iba experimentando y la mayoría me decían “ya verás como en el segundo trimestre de embarazo te encuentras estupenda”, yo no veía el momento de que llegara ese día… Pues bien, llegó, y yo seguía con náuseas, a veces incluso peores, y todo lo que comía me sentaba mal, era como estar enferma todos los días, la verdad que no lo disfruté en absoluto. Recuerdo que pensaba “quién dijo que esto del embarazo es bonito que le mato” y claro que tiene una parte bonita, todo aquello que representa y lo que estás esperando, pero cuando una se encuentra tan revuelta creedme que no puede pensar en esas cosas, seguro que muchas ya lo habéis vivido.

Estaba ya de cinco meses y medio y de repente me empecé a encontrar mejor, las náuseas se cortaron y la comida no me sentaba tan mal. De pronto vi la luz, me encontraba como nueva y por supuesto mucho más contenta y con más ilusión y energía para hacer cosas. Fue cuando saqué fuerzas para publicar alguna foto por Instagram y anunciar algo sobre mi embarazo. La verdad es que hasta entonces había perdido todas las ganas y fuerzas, me resultaba imposible hacer fotos y publicar antiguas me parecía absurdo porque la ropa ya no concordaba con el tiempo que hacía y, en fin, estaba un poco perdida con cómo publicar en el blog y demás. Desde entonces, aunque cada vez estoy más cansada y he tenido momentos malos también, estoy mucho más contenta y hoy estoy muy ilusionada contándoos por aquí cómo me siento y pudiendo compartir con vosotras las últimas fotos que hemos hecho de mi tripita.

Y a todo esto, ¿qué es? ¿Niño o niña? ¡Un niño! Si tenéis curiosidad por saber el nombre habéis de saber que todavía barajo tres y que no hay forma de librarme de ninguno de ellos porque me gustan los tres, qué dilema… No hay día que nadie me lo pregunte y ando contestando siempre lo mismo, qué desastre… Sólo os doy una pista, los tres son nombres clásicos y en castellano 🙂

¿Cómo me siento ahora? Contenta. Tengo mis días, sí, porque las hormonas me siguen alterando el ánimo a días pero estoy súper ilusionada con todo. Aunque suene superficial, en todo el embarazo no había gastado ni un sólo euro en compras y en el último mes ya he hecho unas cuantas compras, para mí y para el bebé. Pijamas, ropita de primera puesta, capotas, bodys…Hemos tenido la suerte de heredar un montón de cosas de nuestros hermanos, entre ellas la famosa Bugaboo, así que nos estamos centrando en otras comprar otras cosas necesarias. En casa ya estamos preparando la habitación del peque, la hemos pintado en un color beige muy natural y dentro de unos días nos vienen a colocar la cuna, armario, butaca mecedora y demás. Me hace un montón de ilusión, además ya he entrado en el tercer trimestre de embarazo y ahora es ya casi todo cuenta atrás. En enero empezaremos ya con las clases pre parto así que a ver si saco otro empujón de energía y os voy contando los avances por aquí.

No tengo ni idea de cómo va a evolucionar el blog de ahora en adelante así que iremos viendo sobre la marcha. No sé si quiero seguir enfocándolo igual que antes, sólo como un blog de moda, o hacer un huequito ahora para un blog de moda de bebés o algo así, darle un giro… Cualquier opinión vuestra me encantará escucharla, por supuesto, así que no dudéis en escribirme.

Os dejo unas fotos con un look premamá que hicimos el fin de semana pasado (pasado por agua) aquí, en las afueras de Pamplona. Espero que os gusten.

¡Un beso muy fuerte!

María

P.S. ¿Qué planes tenéis para esta Navidad 2017? Yo sin duda aprovecharé los dulces de la época, que aunque eso no se me escapa nunca ahora menos aún 🙂

 

Abrigo / Coat : Código Básico

Chaqueta / Cardigan : Código Básico

Vestido / Dress : Código Básico

Bufanda / Scarf : Zara

Bolso / Bag : Bimba y Lola

Zapatillas / Sneakers: Reebok via Sarenza

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Ana
    20 diciembre, 2017 at 10:21 pm

    Me alegro muchísimo de la buena noticia! Al final todo lo mal que lo hayas pasado tendra la mejor recompensa del mundo!

  • Leave a Reply